PREGUNTAS FRECUENTES

¡Es una de las mejores partes de mi trabajo! Conocer lugares nuevos me inspira y siempre estoy dispuesta a embarcarme en una nueva aventura. He realizado reportajes en diferentes partes de España y en diferentes países, como Irlanda o Malta.

Lo ideal es conocernos antes de la boda para vernos las caras y generar un poco de confianza entre nosotros. No obstante, podemos tener un primer contacto por videollamada o teléfono ¡lo que os resulte más cómodo!

En todos mis reportajes de boda está incluida la cobertura del día completo, desde los preparativos hasta la fiesta sin límite de fotografías.

Mi objetivo es contar vuestra historia con un criterio basado en la calidad de las imágenes y no en la cantidad. Normalmente mis parejas reciben entre 500 y 900 fotografías (dependiendo del tipo de celebración), todas ellas editadas y en alta resolución.

También está incluido una cajita de madera de pino con vuestros nombres y fechas grabadas que incluye una memoria flash usb con las fotos en alta resolución y 50 fotografías impresas a tamaño 10×15 dentro de la caja.

¡Por supuesto! Considero que una preboda es una sesión de fotos que cada pareja debería experimentar junto con su fotógrafo de boda. 

Además es una oportunidad única para que tengáis unas maravillosas fotografías en pareja.

En este enlace podéis leer más cositas sobre reportajes de preboda.

¡Si! Creo que la postboda es una sesión de fotos muy divertida que todos deberíais experimentar. Pinchando aquí podéis leer un poquito más sobre las postbodas.

¡Por supuesto! A parejas, familias y niños, así como cualquier tipo de evento o celebración. ¡Contáctame, cuéntame tu idea y pide tu presupuesto!

Sí. Soy fotógrafa y vidéografa, pero como comprenderéis, ¡no puedo hacer fotos a la vez que vídeos el día de vuestra boda!

Por lo tanto, si contratáis ambos servicios cuento con un equipo de videógrafos a los que he formado yo misma para grabar vuestro gran día.

Podéis ver mis vídeos de bodas pinchando aquí.

Trabajo con cámaras de gama alta de la marca Canon. Llevo dos cámaras para no perderme absolutamente nada, y varias lentes para cubrir todo tipo de necesidades.

¡Para nada! Me considero una fotógrafa alternativa y en mis reportajes de boda prima la naturalidad.

Mi trabajo es capturar el momento, los detalles y los sentimientos.

Sí, podéis seleccionarlas vosotros o dejar que yo lo haga en vuestro lugar.

En cualquier caso, os enviaré el diseño previo del álbum para que lo reviséis y hagáis los cambios que creáis necesarios antes de enviarlo al laboratorio.

Unos días después de vuestra boda os enviaré un pequeño adelanto del reportaje para matar el gusanillo.

Durante las 4-6 semanas siguientes editaré vuestras fotografías. Para entonces, tendréis preparada vuestra galería online para que podáis compartir las imágenes con familia y amigos.

La cajita de madera con el pendrive con todas las fotografías y el álbum (si lo habéis contratado) estarán preparados 2-3 semanas después de que hayáis aprobado el diseño final.

Os acompañaré durante todo el evento, desde los preparativos hasta 30 minutos después del inicio de la fiesta.

¡Por supuesto! Considero que las fotos en grupo es una parte íntima y familiar que no creo que haya que enseñar.

Tendréis mi ayuda y consejo para hacer que esos “posados formales” se resuelvan de forma rápida e incluso divertida.

Siempre. Es donde se detalla todo el trabajo que contratáis, al igual que se especifica el tipo de reportaje que hago, forma de pago, etc…

¡No! Vuestra boda será mi único evento del día y mi tiempo lo emplearé al 100% en vosotros.

¡Un rotundo sí! Asisto a todas las bodas que contrato como fotógrafa principal.

Para asegurar mi disponibilidad el día de tu boda ¡lo antes posible!

Normalmente las parejas me contratan con un año de antelación. ¡No esperéis al último momento!

La opción de contratar un segundo fotógrafo está entre mis opciones para vuestro reportaje. Siempre trabajo con los mismos compañeros de confianza y con los que me entiendo perfectamente.

Un segundo fotógrafo no sólo aportará un mayor número de fotografías al trabajo final, sino también nos dará la posibilidad de fotografiar en dos lugares diferentes al mismo tiempo o capturar momentos desde puntos de vista alternativos.

¡La decisión es vuestra!

SIEMPRE pido permiso a la pareja. Si están de acuerdo si que suelo utilizar el material en mi web, en bodas.net, en instagram o en facebook.

No. Considero que los archivos originales son personales y lo que demuestra que esa fotografía es 100% mía.

Entrego una cantidad de fotos considerable que muestra perfectamente todo el evento.

Trabajar 10 o 12 horas sin ingerir alimentos hace que se nuble la vista…  Además, ¡¡una fotógrafa de bodas desmayada no causaría buena impresión entre vuestros invitados!! 😂

No es necesario que preparéis un menú de boda completo para el equipo de fotógrafos, pero siempre está bien poder comer algo y reponer fuerzas para estar al 100% hasta el final del día.

¡Habladme sobre vosotros! Enviadme un e-mail a info@marshoots.com o usad el formulario de contacto para hablar sobre disponibilidad de fechas y opciones para vuestra boda.

Una vez nos hayamos conocido (en persona, por teléfono o Skype) y hayamos elegido las opciones para vuestro reportaje os enviaré el contrato y los detalles para en ingreso de la reserva.

¿MÁS PREGUNTAS?